*

X

Cápsulas de brillantina para la vagina: la nueva (y peligrosa) tendencia sexual

Salud

Por: pijamasurf - 10/09/2017

Bombas de glitter que hacen que la vagina y el pene brillen: un divertido juguete sexual ha cobrado popularidad, no sin generar alarma entre médicos

Recientemente, una serie de cápsulas de brillantina (glitter, en inglés) se han vuelto muy populares. Según informa la sexóloga Eva Wiseman en The Guardian, las Passion Dust Intimacy Capsules se agotaron rápidamente en el Reino Unido. Esto podría ser permanente, ya que próximamente podrían ser prohibidas. 

Las cápsulas son vendidas bajo el mensaje promocional de "pequeñas cápsulas abrillantadas que se disuelven cuando se insertan en la vagina y desprenden el dulce brillo que es Passion Dust". Un polvo brillante de pasión con un cierto sabor, supuestamente "mágicamente delicioso". El chiste es que al tener sexo la vagina y el mismo pene empiezan a llenarse de este polvo y empiezan a brillar; como dice Wiseman, se convierten en disco balls, en unicornios luminosos, en un bamboleo de estrellas.

El problema es que los brillos que se usan pueden ser tóxicos -las mismas cápsulas advierten que no son comestibles. Se trata de microcuentas planas de plástico que han sido prohibidas en Estados Unidos. Este "glitter", también utilizado en los protectores de smartphones, ya ha causado reportes de irritación y quemaduras en la piel. 

El artículo de Wiseman es en cierta forma delicioso, como esta sexy brillantina, pero con una ironía muy consciente. Habla de que esta "feminidad tóxica" es algo que la cultura actual está dispuesta a pagar como resultado de seguir manteniendo "la cultura de las princesas":

El asunto de los brillos es que hacen que las cosas aburridas sean excitantes. Y esta es la razón por la cual su lado oscuro es tan fácil de ignorar. ¿Ya sabíamos que los brillos eran un truco, una distracción?... Al igual que para cubrir errores en tarjetas de cumpleaños, lo usamos para decorar cosas difíciles, como salir en público, o ser mujeres... Los brillos hacen que un encuentro incómodo se convierta en una fiesta de té de princesas, y las excreciones vaginales se vuelvan algo seguro y caricaturesco que sabe a Skittles.

La doctora Jen Gunter explica que las mujeres no deben poner estas bombas de glitter en la vagina. Anteriormente ya se había presentado una tendencia cosmética llamada "vajazzling", en la que el pubis o la vulva eran decorados por brillitos o algunas joyas, algo que puede hacerse de forma que no sea peligroso, pero esto se hacía de manera externa. Introducir estas cápsulas puede producir granuloma y dermatitis en la vagina, además de que pueden convertirse en nidos de bacterias y afectar el pH de la vagina, según Gunter, quien señala que lo que es seguro para aplicarse en los labios no necesariamente lo es para la vagina. "Chicas, si quieren esparcir su brillo, pueden llenar el pene de su pareja, aplicándose brillo en los labios y embarrándolo de la forma tradicional", dice la ginecóloga, aclarando que antes deben checar con un urólogo si esto no irrita la uretra.

¿Cuál es el secreto del orgasmo trascendental? Estos neurocientíficos tienen la respuesta

Salud

Por: PijamaSurf - 10/09/2017

El mecanismo primario de un orgasmo para que genere un estado de trance es una estimulación rítmica constante

Se dice que el sexo casual o en pareja es un regalo de los dioses como compensación de las desgracias que un individuo puede llegar a enfrentar a lo largo de su vida. Es un momento en que, cuando es consensuado –aceptado en plena conciencia por ambos o más miembros– y no existe enfermedad que afecte en el desempeño, posee el poder de desarrollar un estado alterado de la conciencia similar a la trascendencia.

De acuerdo con Adam Safron y Victoria Klimaj, neurocientíficos en la Universidad de Northwestern, no se trata tan sólo del acto mismo de la práctica sexual, sino que el orgasmo es el que desencadena en el humano una serie de reacciones que podrían considerarse trascendentales. A lo largo de su análisis, los especialistas diferencian el comportamiento sexual entre animales y humanos, señalando que estos últimos adaptan su conducta en torno a la cultura, metas abstractas y motivos forzosamente no reproductivos. Es decir que según esta hipótesis, el orgasmo en el humano existe exclusivamente por el placer que le caracteriza, y gracias a ello los neurocientíficos descubrieron que “nuestros cerebros, al percibir ese nivel de placer sexual, asimilan la actividad como si estuviésemos entrando a otro estado de conciencia”.

Esto sucede cuando las neuronas se tocan y se disparan en una velocidad y en un patrón muy particular, lo que da como resultado un estado esencialmente de trance, éxtasis o ensimismamiento, por lo que la sincronización de estos disparos o señales neuronales –el ritmo durante el acto sexual– se convierte en un paso crucial para desencadenar la sensación de un estado alterado de conciencia.

Si bien este hecho no es novedoso, pues según la ancestral práctica tántrica el orgasmo resulta en el máximo estado de meditación y trascendencia en el ser humano, la realidad es que la investigación de Safron y Klimaj es el primer estudio neurocientífico que se encarga de demostrar la correlación entre el ritmo de la estimulación y los efectos neuronales (y de éstos, emocionales).

En otras palabras, el mecanismo primario de un orgasmo, para que genere un estado de trance, es una estimulación rítmica constante. Se trata tanto de estimular adecuadamente –según el gusto de cada mujer u hombre– durante 1/4 de hora para alcanzar el mejor orgasmo de la vida, como de enfocar la atención y estar comprometido con esa actividad para alcanzar un estado del ser maravillosamente orgásmico.