*

X

¿Los hombres griegos eran todos bisexuales? Investigación explica cómo era el sexo en la antigua Grecia

Arte

Por: pijamasurf - 10/04/2017

La relación más celebrada era la de un hombre mayor que seducía a un joven adolescente y se lo llevaba al bosque

La antigua Grecia es en gran medida la madre cultural de Occidente, pero aunque nos hemos alimentado de su filosofía y su amor al arte y a la belleza, su sexualidad nos parece un poco extraña e incluso nos escandaliza en ocasiones, pese a que estamos hablando de conductas sexuales de hace alrededor de 2 mil 500 años, aparentemente entre hombres de la más alta refinación intelectual. En otras palabras, los griegos son una combinación de lo que asociamos con lo más civilizado y a la vez con una veta salvaje, orgiástica, anormal (según nuestra norma arbitraria) y que preferimos ignorar.

Hace un par de años, una investigación para una exhibición en el British Museum exploró el ideal de la belleza y el erotismo en la antigua Grecia. Estudiando esta exhibición, y a partir de su propia investigación, James Robson deriva algunos puntos interesantes sobre cómo era la sexualidad en Grecia.

Algo que parece cierto es que los hombres de la antigua Grecia se sentían atraídos por los dos sexos. Pero no se trataba de relaciones homosexuales de pareja entre personas más o menos iguales como las conocemos actualmente, sino que generalmente eran hombres mayores con hombres adolescentes -siendo el hombre adolescente, el Adonis, el ideal de la belleza.

Los hombres también tenían sexo frecuentemente con prostitutas, las cuales eran fáciles de conseguir en Atenas. Los hombres se casaban después de los 30 y comúnmente dormían en dormitorios separados de sus esposas. En el caso de las relaciones entre el mismo sexo aparecía el cortejo, algo que no era frecuente en los matrimonios, los cuales generalmente eran arreglados por el padre de la novia. Típicamente, en Atenas, una mujer se casaba a los 16 años con un hombre de dos veces su edad. La noche de la boda, sin embargo, sí era una noche importante, llena de motivos eróticos. La mujer se vestía con joyas y era llevada por su esposo a la cámara nupcial -en el arte clásico vemos a Eros volando cerca de ellos.

El ideal de belleza del joven mancebo es representado en el arte, y generalmente se consideraba que su belleza empezaba a perderse cuando le crecía pelo facial y corporal. Igualmente esto podría tener que ver con la representación de estatuas con penes pequeños, que eran considerados más atractivos, al menos dentro de la estética clásica. Un caso famoso es el de Cármides, un joven muchacho altamente popular, el cual, según cuenta Platón en el diálogo del mismo nombre, excita de manera notable a Sócrates.

Los griegos gustaban de banquetes o simposios en los que se reunían sólo hombres a beber vino que era servido por esclavos. Ocasionalmente participaban prostitutas para entretener estas veladas, altamente cargadas sexualmente, en las que fundamentalmente coqueteaban los hombres mayores con los jóvenes.

Evidentemente, no se puede generalizar y decir que todos los hombres griegos eran bisexuales, pero estudiando la literatura y el arte de la antigua Grecia, se puede decir claramente que la bisexualidad era bien vista e incluso inspiraba sentimientos de alto vuelo estético -el amor entre un hombre maduro y un joven mancebo era lo más cercano al romanticismo y a la pasión erótica moderna aunque, claramente, no idéntico. El escenario de estos amores solía ser los bosques alejados de la ciudad, o las periferias. Existían también relaciones entre hombres y mujeres idealizadas y la belleza de las mujeres también era exaltada; para esto basta leer la Ilíada, la historia del rapto de la mujer más bella del mundo, Elena de Troya. Un rasgo notable es que la belleza física era sobre todo apreciada en el cuerpo, en los cuerpos varoniles de los jóvenes, héroes y atletas, más que en los rostros.

100 figuras rinden homenaje a "El cuervo" de Edgar Allan Poe (VIDEO)

Arte

Por: PIJamaSurf - 10/04/2017

Uno de los cuentos que más han marcado el imaginario (sobre todo el nocturno) es leído por 100 figuras, desde Johnny Cash hasta Yoda y Bill Clinton

Algo tiene "The Raven" ("El cuervo") que simplemente causa fascinación. Su delicada oscuridad, que raya entre psicoterror y suspenso ominoso, y su cualidad envolvente, lograda gracias a una narración perfecta que inevitablemente transporta al lector a la experiencia misma, son algunas de las principales virtudes de este cuento que podrían ayudarnos a justificar su popularidad.

Y como un reconocimiento a lo anterior, a la latente presencia de esta obra en la vida o memoria de millones, el cómico Jordan Monsell editó la voz de 100 disímiles figuras y celebridades para que, de forma colaborativa, narraran "The Raven". Lo extravagante del ejercicio es que en él podemos ver desfilar a gente como David Bowie, Johnny Cash o John Wayne, e incluso al gran Yoda, Apu (personaje de Los Simpson) o Bill Clinton.

Sun duda se trata de un homenaje anticlimático al cuento, en un ánimo matemáticamente opuesto al que, intuimos, experimentó Poe al escribirlo, pero quizá sea justamente eso lo que llama la atención de este oximorónico homenaje. 

 

Morgan Freeman

Kermit the Frog

Johnny Cash

Ringo Starr

David Bowie

Rick Moranis

Gary Oldman

Peter Lorre

Adam Sandler

Don Knotts

William Shatner

George Takei

Michael Dorn

Daffy Duck

Ricky Gervais

Foghorn Leghorn

Liam Neeson

Nicholas Cage

John Travolta

Anthony Hopkins

Rod Serling

Cookie Monster

Jay Baruchel

Jeff Bridges

Johnny Depp

Archer

Dr. Phil

Gollum

Mandy Patinkin

Wallace Shawn

Billy Crystal

Owen Wilson

Dustin Hoffman

Krusty the Klown

Apu

Christian Bale

Michael Caine

Tom Hardy

Heath Ledger

Mickey Mouse

John Wayne

Jerry Seinfeld

Phil Hartman

Goofy

Al Pacino

Marlon Brando

Jack Lemmon

Walter Matthau

Christopher Walken

Rowlf the Dog

John Cleese

Robin Williams

Katharine Hepburn

Woody Allen

Matthew McConaughey

Cowardly Lion

Jimmy Stewart

John C. Reilly

James Mason

Sylvester Stallone

Arnold Schwarzenegger

Stewie

Daniel Day Lewis

Maggie Smith

Alan Rickman

Dobby

Jack Nicholson

Christoph Waltz

Bill Murray

Dan Aykroyd

Sean Connery

Bill Cosby

Christopher Lloyd

Droopy Dog

Kevin Spacey

Harrison Ford

Ronald Reagan

JFK

Bill Clinton

Keanu Reeves

Ian McKellen

Paul Giamatti

Sebastian

Stan Lee

Jeff Goldblum

Hugh Grant

Kenneth Branagh

Larry the Cable Guy

Pee-Wee Herman

Shrek

Donkey

Charlton Heston

Michael Keaton

Homer Simpson

Yoda

Willem Dafoe

Bruce Willis

Robert Shaw

Christopher Lee

Edgar Allan Poe